MERCADO FINANCIERO

jueves, 17 de marzo de 2016

Culto a la Personalidad

En los últimos días hemos escuchado y leído mucho sobre la detección de ondas gravitatorias por LIGO y sobre la participación de científicos argentinos en la colaboración. Este post es un intento por iniciar una campaña promoviendo el "culto a la personalidad" de uno de ellos:    
                                                         Mario Diaz (perdón Mario !!).

En realidad lo único que haré será postear aquí la respuesta que puse a un post de Mario en respuesta a otro mío. Creo que eso quedó bastante oculto y me gustaría que se conozca un poco mas quién es este tal señor Diaz, de quién me alegro de ser amigo. No voy a cambiar casi nada de lo que escribí en mi respuesta a su comentario (lo encontrarán por acá abajo). Es esto. Si lo leen se sumarán, seguramente, al club de fans que yo integro.
Mi comentario: 
Mario Diaz querido! Que alegría leerte por acá... Y que alegría leer lo que escribís. Sos un gran tipo y te merecés toda la alegría que sentís. Pero sabés qué? La gente no sabe todo lo que debería saber de un tipo como vos. Para mi sos un ejemplo, fuiste un ejemplo desde que te conocí allá por el 84. Y me tomo la libertad de escribirles a mis amigos un resúmen de algunos de los tantos motivos por los cuales vos, Mario Diaz sos mucho mas que un Profesor de la Universidad de Texas que se destaca hoy en la colaboración LIGO: Me tomo la libertad de contarles que sos un loco que dejó el secundario no se bien en qué año (en el 70? en el 71?). Un drop out kid, dirían hoy por ahí? Pero no! No era eso, era una decisión de vida. Abandonaste tus estudios para militar por un mundo mejor, en una época en la que muchos se jugaban la vida. Y te fuiste a laburar a Córdoba, a militar en el Smata. Nada mas y nada menos. Al Smata de Salamanca, a la Córdoba de Tosco. De eso, si querés, hablá vos... Zafaste Mario Diaz, por suerte para todos nosotros. Y ya en la derrota negra de la dictadura decidiste volver a estudiar, por supuesto mientras seguías trabajando donde siempre. Y así fue que, escuchen esto: rindió "libre" lo que le faltaba del secundario y se recibió en el año 77, casi al mismo tiempo que yo, y en el mismo Colegio. Ese acto de locura, ninguno de mis compañeros lo conoce, hasta ahora, creo. Después, como decís, te pusiste a estudiar física mientras seguías laburando en la Renault, cambiando al turno noche. Recuerdo que me contaste eso de que tus compañeros de la fàbrica pensaban que te ibas a olvidar de ellos cuando te recibieras... Nunca lo hiciste. Y te recibiste de Licenciado en Física en el 83 (creo!, por lo menos yo te conocí por esa época en las reuniones de los relativisas de la época (yo fui relativista! jaja). El resto ya es una vida casi normal, bah, es la vida normal de un científico talentoso al que le va bien en su carrera! La decisión de hacer una estadía postdoctoral en Pittsburgh en el 88, la de quedarse en EEUU, dura, en una época horrible para la Argentina, la opción académica de hacer relatividad numérica, Ligo, Texas... Pero todo eso, lo de ahora, yo siempre lo pienso como una continuidad de lo otro. De otra forma no se entiende de donde sale tanto entusiasmo, tanta garra. Sos un luchador, ya te dije, un ejemplo que la gente debería conocer mas... Un privilegio haber compartido charlas, navidades en la nieve con las familias, fiestas y cenas con vos, los tuyos y los amigos como Jorge Pullin y Gabriela Gonzalez . También estoy muy feliz por ellos. Te mando un abrazo enorme y si te molesta que hable de vos decime y borro esto pero espero que antes lo lean unos cuantos!
Y aquí va lo que escribió Mario 
Bueno, ya es hora de que escriba algo…
En este momento diría que tanta felicidad necesitaba de una contrapartida::
Boca Juniors acaba de perder su último partido hace unos minutos…
Así que como decía Vinicius De Moraes, ” La felicidad no dura mucho…”
Hablando seriamente, quiero agradecer a todas las personas que me enviaron sus saludos, felicitaciones, manifestaciones de envidia y muchas otras expresiones de reconocimiento y cariño.
Siento que todavía estoy en un estado de descreimiento. Y pienso que todo esto igualmente habría sucedido aunque yo nunca hubiese existido en este planeta. Pero aunque esta sensación pueda ser también la de mucha otra gente que participa en la colaboración, definitivamente hay muchos, muchos científicos que han aportado con contribuciones sustanciales y esenciales para hacer realidad este sueño. Justamente, quizá lo hermoso de todo es que sea eso… una colaboración. Algunos colaborarán más, otros menos, pero pertenecer a LSC (Colaboración Científica LIGO) es algo maravilloso.
Toda mi vida he tratado de dedicar mis esfuerzos hacia el logro de dos metas: ayudar a construir un mundo mejor y aprender cómo funciona el universo. Ninguna de estas dos tareas es fácil. Y sé que no sobresalí en ninguna de ellas… pero el trayecto me hace feliz. 
Quiero darles las gracias a mis camaradas del SMATA Córdoba: José Pelusa Sosa, Carlos Pantera Rosa Román y Alfredo Viejo Toloza, con quienes compartí estos ideales de crear un mundo más justo. Quiero decirles a mis compañeros de trabajo de la Renault -quienes cuando cambié al turno noche para estudiar física se preocupaban pensando que cuando me recibiera me olvidaría de ellos-, que NO, no los he olvidado. Nunca olvidaré mis años en la fábrica y nunca olvidaré nuestras luchas.
También quiero agradecer a mis amigos físicos Jorge Pullin, Reinaldo Gleiser, Gabriela (Gaby) González y Juan Pablo Paz, con quienes pude descubrir que la física es una aventura fascinante.
 
Y Gaby: tu liderazgo dentro de LIGO ha sido clave y fundamental para llegar a este momento. Tu fama es muy bien merecida!
Por 
Juan Pablo Paz
15 de Febrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario